J. Reuben Clark

Joshua Reuben Clark, Hijo, (el 1 de septiembre de 1871 – el 6 de octubre de 1961) era un abogado americano, funcionario y un líder prominente en La iglesia de Jesucristo de Santos Actuales (iglesia de LDS). Nacido en Grantsville, Territorio de Utah, Clark era un abogado prominente en el Departamento de Estado y Subsecretario de Estado para el presidente estadounidense Calvin Coolidge. En 1930 Clark se designó al Embajador de los Estados Unidos en México.

Recibió a su LICENCIADO EN CIENCIAS de la universidad de Utah donde era el presidente del alumnado y valedictorian. Recibió su título de abogado de la universidad de Colombia donde también se hizo un miembro de Delta Phi Phi, una fraternidad legal internacional prominente en la cual Clark permaneció activo durante su vida. Más tarde se hizo un profesor asistente en la universidad de George Washington. Tanto el Colegio de Abogados de J. Reuben Clark como el Colegio de abogados de J. Reuben Clark en la universidad de Brigham Young se llamaron en su honor.

Infancia y juventud

Clark era el primero de diez hijos de Joshua R. y Mary Louisa Wooley Clark. Nació y levantó en Grantsville, Utah. Grantsville se localiza treinta y tres millas hacia el sudoeste de Salt Lake City en el Valle Tooele, y entonces, era un viaje de cuatro horas por calesa y tren de Grantsville a Salt Lake. Las extensiones grandes de la tierra del desierto proporcionaron el invierno pastando al ganado en el invierno. La Montaña del sur al sur y el Grupo de Stansbury al Oeste proporcionaron madera, agua, bayas y pasto de verano. Los Santos Actuales que colocaron el área eran laboriosos, y orientados por la comunidad. Aunque el trabajo duro fuera obligatorio para la supervivencia, el año a menudo era puntuado por acontecimientos de la comunidad, partidos, bailes, celebraciones, juegos, conferencias y reconstrucción al aire libre. Como una ruptura del trabajo de la granja, Clark participó en el montaje de producciones dramáticas de su juventud y actuó en unos. Manifestó una propensión por hablar público, comedia y humor en una edad joven. Clark también participó en las desviaciones de la infancia disponibles en la frontera, trineo en el invierno y nadando en el verano.

El abuelo de Clark había sido un ministro en Dunker Faith (la iglesia de los Hermanos). El padre de Clark, Joshua R. Clark, había trabajado su camino al Oeste a través de Utah como un trampero y carguero y se había sentido atraído a la iglesia LDS después de asistir a su primer servicio del domingo, bautizándose un mes después. La educación y la cultura eran importantes en las comunidades del mormón en el Territorio de Utah y más tarde el estado de Utah. También se dijo que el padre Joshua de Clark, aunque acostumbrado al trabajo físico difícil, era un hombre entendido, culturalmente orientado. Se contrató pronto después de su bautismo para enseñar la escuela en Grantsville. Poco después del movimiento allí de Salt Lake, se casó con Mary Louisa Wooley, que nació en las llanuras ya que sus padres hicieron su camino al Oeste con Pioneros del mormón. Joshua era la clase de hombre que, haciendo el negocio en Salt Lake, dormiría en un desván del heno a fin de permitirse a ver un juego Shakesperiano y haría grandes sacrificios para permitirse a comprar un libro bueno. La pequeña biblioteca en Clark a casa se arregló de libros de la historia, clásicos, y una enciclopedia, la Biblia, más los otros trabajos religiosos de la iglesia LDS. Aunque la educación de Clark joven fuera con granos en su juventud, debido a las demandas de vida de la granja y recursos de la familia pobres, era capaz de tomar lecciones de la música y jugar con varios grupos. Tocó el flautín y luego la flauta.

El padre de Clark se hizo el oficinista y luego el superintendente de Grantsville cooperativa educativa y se eligió más tarde al Superintendente del condado de Tooele de Escuelas en 1878, se hizo el presidente de la Asociación de la Educación del condado de Tooele, y hacia 1879 era el asesor y el recaudador de impuestos, con sus dos hijos mayores ayudados con la contabilidad y mantenimiento de registros. Cuando su padre más tarde dio clases en una escuela privada local, Clark era capaz de formalmente educarse por primera vez. Tenía diez años, y en el pasado había sido enseñado por su madre. Clark no estaba en la escuela cada término. A veces, las dificultades financieras y el trabajo de la granja le guardaron en casa. Su padre una vez estuvo relacionado ese Clark prefiere “perder sus comidas que perder un día de la escuela.” Después de completar el octavo curso, el grado más alto ofrecido en la escuela de Grantsville, Clark lo repitió más dos veces.

Educación del colegio y carrera temprana

En 1890 a la edad de 19 años, y con el consentimiento de su padre, Clark se tomó a Salt Lake City para entrar en la universidad de los Santos Actuales. Clark vivió en la casa de una tía para ahorrar el dinero, y ganó muy altas calidades. El principal de la escuela era James E. Talmage, el erudito principal y científico en la iglesia LDS. Talmage contrató a Clark para ser el conservador del ayudante (y más tarde, conservador) para el Museo Deseret. Era una posición pagada y ayudó enormemente a apoyar a Clark durante su enseñanza superior. La posición del conservador también se consideró una misión y liberó a Clark de llamarse para servir una misión de jornada completa formal para la iglesia LDS. Cuando Talmage se liberó como el principal y llamó para crear un nuevo colegio para la iglesia LDS, trajo a Clark con él como su ayudante del laboratorio de la química y oficinista, mientras Clark todavía iba el coadjutor en el museo. Esto otra vez, ayudó a Clark con su apoyo financiero y le permitió terminar seis años de la educación avanzada en cuatro. Dos de aquellos años se habían supuesto para terminar sus requisitos de la escuela secundaria no encontrados. Era Talmage que llamó a Clark “la mayor mente alguna vez para salir de Utah,” y quien le animó a asistir a una universidad del Este.

En 1894, Clark entró en la universidad de Utah. Clark vivió frugalmente y era hasta capaz de apoyar parcialmente a su padre, quien habían llamado para servir en la Misión de estados del Norte de la iglesia, primero como un misionero, luego como el presidente de la misión.

James E. Talmage se hizo el presidente de la universidad de Utah y también el primer recipiente del Profesorado Deseret recientemente dotado de la Geología. Clark se graduó en 1898 como valedictorian de su clase de graduación, todavía sirviendo del oficinista a Talmage y en la facultad de la universidad. Había encontrado Luacine ("Laúd") Annetta Savage, la hija menor de Charles Roscoe Savage de Salt Lake City en 1894, pero no se podía permitir a casarse con ella. Enseñó el jardín de infancia, luego trabajó en la tienda de su padre, fechando a Clark durante cuatro años. Se casaron el 14 de septiembre de 1898, en el Templo de Salt Lake. James E. Talmage realizó la caza de focas, que era la primera caza de focas realizada por Talmage. La pareja tenía una recepción modesta por la opción del Laúd, debido a los pequeños medios de Clark, aunque viniera de una familia próspera. Unos días más tarde, Clark se fue a Heber, Utah, para encontrar un lugar para ellos para vivir y comenzar su primera posición de carrera como un profesor y principal de la nueva Escuela secundaria de Heber City.

El próximo año, Clark se contrató como un profesor en la universidad de los Santos Actuales, pero dimitió en febrero para dar clases en la Escuela de negocios de Salt Lake. Joseph Nelson encabezó el colegio y se hizo un benefactor importante a Clark. En la caída 1900, Clark fue a la Ciudad del Cedro, Utah, para hacerse el principal de la Escuela normal de la Rama. El año siguiente, Clark era un instructor en el Derecho mercantil, Principal del Departamento de la Taquigrafía y Secretario Tesorero de la Facultad en la Escuela de negocios de Salt Lake. En 1903 Nelson se llamó al cajero del Banco nacional de Utah, y Clark asumió la mayor parte de sus deberes en el colegio. Ese año, Nelson ofreció pagar el colegio de abogados para Clark y Clark aplicado a la universidad de Colombia. Se aceptó, y recibió su educación entera en la ley en Colombia.

Colombia

Al principio del segundo año de Clark del colegio de abogados en Colombia se eligió al consejo de redacción de Columbia Law Review. (Era el más viejo en el consejo, el único casado y el único mormón en el colegio de abogados.) En 1905 (al final de su segundo año del colegio de abogados) se admitió a la barra de Nueva York. Le concedieron a un Soltero del nivel de Leyes en 1906. Clark había trabajado con James Brown Scott en las librerías de 772 páginas de Contratos Casi (1905) durante su educación. Brown le recomendó como el ayudante Solicitor del Departamento de Estado, y Clark recibió la cita el 5 de septiembre de 1906.

Servicio del gobierno y carrera de la ley

Clark comenzó su servicio del gobierno en 1906, cuando se designó al ayudante Solicitor al Ministerio de Asuntos Exteriores. Durante su tenencia en Washington, la familia Clark (consistiendo en Clark, su esposa y cuatro niños) era como consecuencia de la controversia sobre las audiencias de Reed Smoot en el Senado estadounidense.

En su posición como el ayudante Solicitor y luego como Solicitor en el Ministerio de Asuntos Exteriores, Clark a menudo se oponía con cuestiones críticas de la consecuencia internacional. Por ejemplo, cuando la Revolución mexicana hizo erupción en 1911, lo visitaron para tomar decisiones cruciales y recomendar cursos de la acción al Ministro de Asuntos Exteriores y Howard Taft. De la preocupación particular a Clark era la situación grave de los Santos Actuales que vivieron en colonias mexicanas, quienes a menudo se agarraban en medio del conflicto y por cuya presencia en México se ofendieron los revolucionarios.

Después de dimitir del Ministerio de Asuntos Exteriores en 1913 después de elección de Woodrow Wilson, Clark concentró su atención en la práctica de ley. Su familia volvió a Utah, y abrió estudios de abogados en Washington, D.C., Ciudad de Nueva York y Salt Lake, y se especializó en el derecho societario e internacional. Uno de sus primeros clientes principales era el gobierno japonés, que alistó sus servicios para combatir la discriminación antijaponesa en California. Los funcionarios en el gobierno japonés ampliaron una oferta de él de hacerse su consejo permanente en Tokio y residir en el Palacio imperial. Clark rehusó la oferta, en parte en el consejo de Joseph F. Smith.

Cuando los Estados Unidos entraron en la Primera guerra mundial, Clark se encargó como un comandante en el Auditor de guerra Cuerpo de la Reserva del Oficial General (ejército) y más tarde pidió hacerse el Abogado Especial al Auditor de guerra General. También durante la Primera guerra mundial, Clark trabajó en la oficina del Fiscal general. También participó en la creación de las normas para el Servicio Selectivo.

En 1926, Clark se llamó en el servicio del gobierno ya que las relaciones tensas con México llamearon. Su experiencia pasada en asuntos mexicanos como el Abogado y su experiencia en la diplomacia se visitó ya que el presidente le designó a la Comisión de Reclamaciones Variada mexicana y americana. Se pensó que la Comisión, establecida por el tratado en 1924 para colocar disputas monetarias entre los dos países, era los mejores medios de evitar la guerra con México. Otras posiciones de la prominencia nacional siguieron, como citas al Consejo Especial de los Estados Unidos antes del Arbitraje de la Reclamación americano-británico y Reactivo para los Estados Unidos en los EE.UU-México comisiones de Reclamaciones Generales y Especiales. Más tarde, Clark adoptó una actitud como el asesor jurídico personal al Embajador estadounidense en México Dwight Morrow, que se había impresionado por el trabajo de Clark en el Ministerio de Asuntos Exteriores.

En 1928, como el Subsecretario de Estado al Ministro de Asuntos Exteriores Frank Kellogg en la Administración de Calvin Coolidge, Clark escribió el "Memorándum de Clark en la Doctrina de Monroe", que rechazó la idea que los Estados Unidos podrían usar arbitrariamente la fuerza armada en América Latina. El Memorándum era un tratado de 238 páginas explorando cada matiz de la filosofía de América de la tutela Hemisférica Occidental. El “Memorándum de Clark” se publicó como un documento del Ministerio de Asuntos Exteriores oficial y parcialmente se reimprimió en libros de texto durante años.

Cuando Dwight Morrow dimitió como el embajador para servir en el Senado estadounidense, recomendaron a Clark como su reemplazo. Herbert Hoover designó a Clark como el Embajador Extraordinario y el Plenipotenciario de los Estados Unidos a México el 3 de octubre de 1930. Ambassadorship mexicano era un correo clave en relaciones internacionales estadounidenses y le ganó prestigio inmediato. Clark sirvió del embajador estadounidense en México de 1930–1933.

Mientras Clark servía en la Primera Presidencia de la iglesia LDS, fue convocado a la Casa Blanca por Franklin D. Roosevelt que pidió que él fuera un delegado a la Conferencia panamericana en Montevideo, Uruguay. Otra vez, en 1933, Roosevelt dio un toque a Clark, esta vez para servir en el Consejo Protector de los Obligacionistas Extranjeros recién formados.

Oficio religioso

En el junio de 1925, Clark se designó al Consejo de la Asociación de la Mejora Mutuo de los Jóvenes de la iglesia LDS. En el abril de 1933, llamaron a Clark para servir en la iglesia LDS del Segundo Consejero en la Primera Presidencia a Heber J. Grant. El presidente Grant sostuvo la posición en la Primera Presidencia vacante durante más de un año hasta que Clark fuera capaz de dimitir de su ambassadorship y resolver asuntos del gobierno necesarios.

Clark se sostuvo como el segundo consejero a Heber J. Grant el 6 de abril de 1933. Sustituyó a Charles W. Nibley, que había muerto en el diciembre de 1931. Esta llamada era extraña, no sólo para la tardanza entre muerte de Nibley y llamada de Clark, sino también porque los consejeros generalmente se seleccionaban desde dentro las autoridades generales de la iglesia. (Clark también nunca había sido un presidente de la apuesta u obispo en la iglesia.) Inmediatamente intentó liberar a Grant de algunos deberes administrativos no esenciales que colocó en sí que se hizo una fuente de fatiga.

La subvención había sido activa en el negocio durante su vida y había animado a su nuevo segundo consejero a seguir aprovechando oportunidades comerciales y gubernamentales siempre que posible. Los intereses de la iglesia LDS mejor se servirían, creyó, por Clark que sigue implicándose en esfuerzos de mando fuera de la iglesia. Una semana después de afiliarse a la Primera Presidencia, a Clark le pidieron llenar una posición en la junta directiva de la Sociedad del Seguro de vida Equitativa de los Estados Unidos establecidos en Nueva York. Pronto después, fue convocado a la Casa Blanca por Franklin D. Roosevelt que pidió que él fuera un delegado a la Conferencia panamericana en Montevideo, Uruguay. La subvención dio su aprobación a ambos de estas ofertas, y Clark se sintió ligado al deber a servir otra vez su país cuando le necesitó.

El octubre siguiente conferencia general en 1933, Roosevelt otra vez dio un toque a Clark, esta vez para servir en el Consejo Protector de los Obligacionistas Extranjeros recién formados. Como la Gran Depresión devastó en los sistemas económicos del mundo, mil millones de dólares en obligaciones extranjeras poseídas por los ciudadanos estadounidenses había caído a la falta. A Clark le pidieron conducir el esfuerzo del Consejo en la recuperación del dinero en las obligaciones faltadas, primero como el Cónsul general y luego como el presidente del Consejo.

En 1933, Clark comenzó a impulsar a sus hermanos a cambiar la política de bienestar de la iglesia LDS, que dirigió a miembros para buscar la ayuda del gobierno antes de la iglesia y adoptar muchas de las técnicas innovadoras instituidas por Harold B. Lee de la Apuesta del Pionero de Salt Lake para ayudar a los Santos, como coordinación de empleo, operación de una granja y fábrica de conservas y la organización de empleos para miembros de la apuesta de restaurar y vender los productos sin vender, defectuosos de la compañía de un Utah.

Apostleship

En el septiembre de 1934, el Primer Consejero Anthony W. Ivins de Heber J. Grant murió. En el octubre de 1934, Clark se ordenó por un apóstol y miembro del Quórum de los Doce Apóstoles con objetivos de la precedencia. Inmediatamente a partir de entonces, se separó como el Primer Consejero de Grant, con David O. McKay como el Segundo Consejero.

En 1935, la Subvención presentó un nuevo programa "Church Security", renombró el “Plan de Bienestar” en 1938, que animó la industria y la responsabilidad personal y permitió a los miembros dar vuelta a la iglesia en vez de confiar en el “sistema de desmoralización” de la dependencia del gobierno. El Plan de Bienestar centralizaría los esfuerzos de la iglesia y crecería para incluir un “Programa de Beautification,” granjas de la iglesia, Industrias de Deseret y Almacén Central de un Obispo. A una reunión especial de presidentes de la apuesta el 2 de octubre de 1936, Clark capturaría el objetivo del bienestar de la iglesia: “El verdadero objetivo a largo plazo del Plan de Bienestar es el edificio de carácter en los miembros de la iglesia, donantes y receptores, rescatando todo que está el más fino profundo abajo dentro de ellos, y traiga a la flor y fruitage la riqueza latente del espíritu que después de todo es la misión y objetivo y razón de ser de esta iglesia.” El consejo de Clark permanece el principio director del bienestar de la iglesia LDS.

En 1940, Clark inició un proyecto de transmitir sesiones de la conferencia general LDS a salas de actos adicionales vía la radio del circuito cerrado. En el febrero de 1940, la Subvención sufriría un golpe que dejó la izquierda de su cuerpo paralizado y llevaría finalmente a su incapacitación virtual. Pronto después, McKay se cayó gravemente enfermo, y por necesidad, Clark cogió los reinados de la administración de la iglesia LDS, aunque siempre guardara a su presidente y consejero del mismo tipo instruido y consultado con ellos antes de tomar cualquier decisión principal.

Después de la muerte de la Subvención, Clark y McKay también eran Primeros y Segundos Consejeros, respectivamente, a George Albert Smith. Sin embargo, cuando Smith murió y David O. McKay se hizo el presidente de la iglesia, sorprendió a unos eligiendo a Clark como su Segundo Consejero, con Stephen L. Richards tan Primer Consejero, citando la tenencia más larga de Richards como un apóstol como su única razón de hacer así. Era después de este que Clark estupendamente bien comentó que, "En el servicio del Señor, no es donde sirve, pero cómo. En la iglesia de Jesucristo de Santos Actuales, uno toma el lugar al cual debidamente se llama, que colocan un ni busca, ni disminuye." Clark se devolvió a la posición del Primer Consejero después de la muerte de Richards en 1959 y siguió sirviendo en esa capacidad hasta su propia muerte el 6 de octubre de 1961.

En los años 1950 sirviendo del segundo consejero en la Primera Presidencia Clark era capaz de ver a la publicación dos trabajos religiosos principales había estado siguiendo trabajando durante varios años. Trajeron a nuestro Señor de los Evangelios un estudio profundo de la vida de Jesucristo a la publicación con Thomas S. Monson que sirve del representante del Libro de Deseret en el proyecto de publicación, en 1954. En 1956 el trabajo de Clark Por qué el rey James Version que aboga siguió el uso de la Biblia del rey Jacobo por la iglesia se publicó.

Clark estrechamente se implicó con la mayor parte de innocations administrativos de la iglesia mientras estaba en la Primera Presidencia. Sobre todo se implicó en abogar para consejos del clero regionales.

Muerte

J. Reuben Clark, Hijo, murió el 6 de octubre de 1961, en su residencia, 80 D Street, Salt Lake City, Utah, en noventa años de la edad. Clark sirvió en la Primera Presidencia durante veintiocho años y seis meses, más largos que cualquier otro hombre que no haya sido el presidente de la iglesia. Se sepultó en el Cementerio de Salt Lake City.

Image:JReubenClarkGrave.jpg|J. Marcadores de la tumba de la familia Reuben Clark.

Marcador de la tumba de Image:JReubenClarkGraveBack.jpg|Family, atrás vea.

Image:JReubenClarkHeadstone.jpg|Headstone de J. Reuben Clark.

Acérquese hacia minorías

Como notado en la biografía de 2002 de D. Michael Quinn, la actitud de Clark hacia la igualdad de negros era matizada. Clark estaba en contra del matrimonio interracial de la gente blanca y negra, y abogó por la separación de sangre en hospitales para asegurar que no dieran a la gente blanca la sangre de la gente negra. (negaron a negros al clero LDS hasta 1978, y algunos Santos Actuales creyeron que tal mezcla de la sangre invalidaría el estado del clero del recipiente blanco o su futuro estado del clero potencial.) Sin embargo, en su vida posterior, Clark abogó por cierto nivel del civil (si no espiritual) igualdad para negros.

Según Quinn, la actitud de Clark hacia judíos era más consecuente. En su 1898 de despedida, Clark habló de "las aguas residuales asquerosas de Europa," una frase que Quinn interpreta como refiriéndose a judíos. "No hay nada en su historia que indica que la raza judía tiene el libre albedrío o la libertad," discutió Clark en respuesta a un libro de 1941 sobre Hitler. "'El orden público' no es hechos para los judíos." Clark también criticó al comentarista político judío prominente Walter Lippman sobre la base de su religión: "Hace mucho dejé de leer su materia, porque vira como una veleta, pero siempre estoy seguro verdadero cuando el viento sopla de la sala del judío." Clark retuvo su antisemitismo hasta su muerte.

Clark estaba firmemente contra el uso de las bombas atómicas en Japón durante la Segunda Guerra Mundial. Se citó así:

:Then como el salvajismo supremo de la guerra, como americanos aniquilamos a cientos de miles de la población civil con la bomba atómica en Japón, pocos en cualquier de los civiles ordinarios que son más responsable de la guerra que eran nosotros y quizás no más ayuda Japón con la guerra que ayudábamos a América. Los hombres militares dicen ahora que la bomba atómica era un error. Era más que que: era una tragedia mundial.

Clark desarrolló un respeto y afecto a la gente mexicana que atendió mientras Embajador en México. La gente mexicana y los líderes devolvieron este respeto y amor:

El:To nadie podría venir un mayor honor que el aseguramiento que da mí de la compasión y el afecto de la gente mexicana. Poseer un lugar en los corazones de unas personas es la herencia más inestimable que puede venir a cualquier hombre, sin embargo alto puede ser su grado y sin embargo humilde puede ser su estación.

Objetivo de carrera

Trabajos publicados

Citas

Véase también

Notas

Enlaces externos



Buscar