Barra de Stephen Sudhaile

Stephen Bar Sudhaile era un escritor místico sirio que prosperó sobre el final del 5to siglo d. C.

El inicio de su carrera se pasó en Edessa, del cual puede haber sido un natural. Después quitó a Jerusalén, donde vivió como un monje y se esforzó por hacer a conversos a sus doctrinas peculiares, tanto dando clases entre la comunidad allí como por cartas a sus ex-amigos en Edessa. Era el autor de comentarios sobre la Biblia y otros trabajos teológicos. Dos de sus contemporáneos eminentes, Monophysites Jacob de Serugh (451-521) y Philoxenus de Mabbogh (d. 523), escribió cartas en la condena de su enseñanza. Sus dos tesis principales que atacaron eran (1) la duración limitada del futuro castigo de pecadores, (2) la doctrina panteísta que toda la naturaleza es consubstantial con la esencia Divina que el universo entero ha emanado de Dios, y va al final volver a y absorberse en él.

La fama de Stephen como un escritor se apoya en su identificación con el autor de un tratado que sobrevive en un manuscrito de Syriac solo (Inglés. Mus. Añadir. SRA. 7189, escrito principalmente en el 13er siglo), El libro de Hierotheus en los misterios escondidos de la casa de Dios. El trabajo afirma haberse formado en el 1er siglo d. C., por cierto Hierotheus que era el discípulo de San Pablo y el profesor de Dionysius Areopagite. Pero, como los trabajos que pasan bajo el nombre de Dionysius, es indudablemente pseudonymous, y la mayor parte de escritores de Syriac que mencionan que lo atribuye a Stephen.

Una discusión interesante y el resumen del libro ha dado AL Frothingham (barra de Stephen Sudhaili, Leiden, 1886), pero el texto todavía es (1910) inédito. Del análisis de Frothingham aprendemos que el trabajo consiste en cinco libros; después brevemente describir el origen del mundo por la emanación del Bien Supremo principalmente se ocupa con la descripción de las etapas por las cuales la mente vuelve a la unión con Dios, que finalmente se hace en conjunto. Describir los contenido en unas palabras: al principio encontramos la declaración en cuanto a la existencia absoluta y la emanación de la esencia primordial de los universos espirituales y materiales: entonces viene, lo que ocupa casi el trabajo entero, la experiencia de la mente en busca de la perfección durante esta vida. Finalmente viene la descripción de varias fases de la existencia cuando la mente se eleva en la unión completa con, y absorción última en, la esencia primitiva. La tónica a la experiencia de la mente es su identificación absoluta con Cristo; pero el hijo finalmente dimite el reino al Padre, y toda la existencia distinta viene a un final, perdido en el caos del Bien (Frothingham, p. 92).

Uno de los rasgos más curiosos del trabajo es la habilidad desacertada con la cual la lengua de la Biblia se presiona en el servicio de la especulación panteísta. En esto y otros respetos el libro armoniza bien con el cuadro de la enseñanza de Stephens permitida por la carta de Philoxenus a los sacerdotes de Edessene Abraham y Orestes (Frothingham, pps 2848). El Libro de Hierosheus es probablemente un trabajo de Syriac original, y no traducido de griego. Su relación a la literatura Pseudo-Dionysian es una pregunta difícil; probablemente Frothingham (p. 83) va demasiado lejos en la sugerencia que era antes de todas las escrituras pseudo-Dionysian (cf. Ryssel en Zeitschrift für Kirchengeschichte).

El manuscrito único en el cual el Libro de Hierotheus sobrevive amuebla junto con su texto el comentario hecho sobre él por Theodosius, el patriarca de Antioch (887-896), quien parece haber compadecido a su enseñanza. Un cambio de lugar y el resumen del trabajo fueron hechos por la gran Barra-Hebraeus del autor de Monophysite (1226–1286), quien borró o tergiversó la mayor parte de su enseñanza poco ortodoxa. Es interesante notar que la copia idéntica que usó es el manuscrito que ahora sobrevive en el Museo británico.

----



Buscar