Verbos irregulares ingleses

La lengua inglesa tiene un gran número de verbos irregulares. En la mayoría de éstos, el participio pasado y/o pasado no se forma según los modelos habituales de verbos regulares ingleses. Otras partes del verbo, como la tercera persona presente-s singular o-es y el participio presente-ing, todavía se pueden formar con regularidad.

Entre las excepciones son el verbo para ser y ciertos verbos defectuosos que no se pueden conjugar en algunos tiempos.

La mayor parte de verbos irregulares ingleses son natales, proviniendo en Viejo inglés (una excepción que es "la cogida" de Viejo "cachier" francés del Norte.) También tienden a ser los verbos el más comúnmente usados. Los diez verbos el más comúnmente usados en inglés son todos irregulares.

El libro de Steven Pinker Palabras y Reglas describe cómo los errores hechos por niños en el aprendizaje de verbos irregulares aclaran los procesos mentales implicados en la adquisición del lenguaje.

Casi todos los préstamos de idiomas extranjeros son regulares, como son verbos que se han acuñado recientemente, y todos los sustantivos usados ya que los verbos tienen los sufijos estándares. Las casi todas las palabras menos usadas también son regulares, aunque algunos de ellos puedan haber sido irregulares en el pasado.

Origen

La mayor parte de verbos irregulares existen como remanentes de sistemas de la conjugación históricos. Lo que es hoy una excepción realmente siguió un juego, regla normal hace mucho. Cuando esa regla cayó al desuso, algunos verbos guardaron la vieja conjugación. Un ejemplo de esto es la palabra guardada, que antes de que el Gran Cambio de la Vocal cayera a una clase de palabras en las cuales la vocal en guardan (entonces se pronunció kehp) se acortó en el pasado. Las palabras similares, como la ojeada, que se levantó después del Cambio de la Vocal, usan al cliente habitual - sufijo del editor. Los grupos de verbos irregulares incluyen:

Otros verbos se han cambiado debido a la facilidad de la pronunciación de modo que sea más corto o más estrechamente equivalga a cómo se deletrea.

Hay menos verbos fuertes y los verbos irregulares en inglés Moderno que había en Viejo inglés. Despacio el número de verbos irregulares disminuye. La fuerza de analogía tiende a reducir el número de verbos irregulares con el tiempo. Este hecho explica la razón que los verbos irregulares tienden a ser el más comúnmente usado. Los verbos que más raramente se oyen con mayor probabilidad cambiarán a ser verbos regulares. Por ejemplo, el verbo reprenden era una vez que irregular (reprendió), pero hoy reprendió es el uso estándar. Hoy las formas irregulares y estándares a menudo coexisten, un signo que la forma irregular podría estar en la mengua. Por ejemplo, la vista deletreado en vez del deletreado o se esforzó en vez de se esforzó es mucho común.

la otra mano, la contracción y los cambios sanos pueden aumentar el número de verbos irregulares. La mayor parte de los verbos fuertes eran regulares, en que cayeron a un plan convencional de la conjugación en Viejo inglés. Hay tan pocos de éstos dejados en inglés Moderno que puede parecer que son irregulares.

En común con la mayor parte de lenguas indoeuropeas, los verbos ingleses más comunes, por ejemplo, ser, ir, hacer y tener son completamente irregulares. Muchos de thse también tienen pronunciaciones que no son previsibles de su ortografía.

Los modelos comunes de la irregularidad en el pasado incluyen:

a a

Note que transmitió también es aceptable como el participio pasado y por delante simple de la emisión del verbo, sobre todo en los sentidos técnicos.

Véase también

Enlaces externos



Buscar