Survival International

Survival International es una organización de derechos humanos formada en 1969 que las campañas para los derechos de pueblos tribales indígenas y se no pusieron en contacto con pueblos, procurando ayudarles a determinar su propio futuro. Sus campañas generalmente se concentran en la lucha de los pueblos tribales para guardar sus tierras ancestrales, cultura y su propio modo de vivir. La supervivencia trabaja para la gente que llaman "algunos más vulnerables en la tierra". Una parte de su misión debe educar a la gente de ideas falsas que la ayuda justifica violaciones de derechos humanos contra pueblos indígenas y los riesgos que se vuelvan del progreso de corporaciones, gobiernos y también intenciones buenas basadas en una idea "del desarrollo" que se fuerza sobre ellos. La supervivencia cree que de hecho su modo alternativo de vivir no carece, representan un modelo de sostenibilidad en el ambiente del cual son una parte y poseen una cultura rica de la cual podríamos aprender.

Survival International es conjuntamente con el Departamento de la Información pública (DPI) en las Naciones Unidas y en el estado consultivo con las Naciones Unidas Consejo Económico y Social (ECOSOC). Para asegurar la libertad de la acción, la Supervivencia no acepta ningunos fondos públicos. Es un miembro fundador y una organización signataria del Estatuto de Responsabilidad de la organización no gubernamental Internacional (Estatuto de Responsabilidad de INGO). La supervivencia tiene oficinas en Amsterdam, Berlín, Londres, Madrid, Milano, París y San Francisco.

Historia

Survival International se fundó en 1969 después de que un artículo de Norman Lewis en Sunday Times del Reino Unido destacó las masacres, robos de la tierra y genocidio que ocurre en Amazonia brasileño.

Era

el primero en este campo en usar la correspondencia de masas, habiendo orquestado varias campañas en muchos sitios diferentes en todo el mundo, como Siberia, Canadá y Kenia. Varias campañas eran capaces de traer el cambio en políticas del gobierno en cuanto a los derechos de pueblos indígenas locales. En 2000, esta forma de la lucha tenía éxito en llevar del gobierno indio a abandonar su plan de trasladar la tribu de Jarawa aislada, después de recibir 150-200 cartas por día de partidarios de Supervivencia alrededor del mundo. Poco antes de esto, el gobernador de Siberia occidental impuso una prohibición de cinco años de la perforación de pozos de petróleo en el territorio de Yugan Khanty unas semanas después de la Supervivencia publicando un boletín. La supervivencia también era la primera organización para llamar la atención hacia los efectos destructivos de proyectos del Banco Mundial – ahora reconocido como una causa principal del sufrimiento en muchos países pobres.

La supervivencia es la única organización de pueblos a favor de tribal internacional para haber recibido el Premio de Sustento Correcto, así como 'Premio Léon Felipe' español y el 'Medaglia della Presidenza della Camera dei Deputati' italiano.

Estructura y objetivos

La supervivencia trabaja para los derechos de la gente tribal a tres niveles complementarios: educación, defensa y campañas. También ofrece a la propia gente tribal una plataforma para dirigirse al mundo, mientras el establecimiento de una conexión con la organización indígena local, con se concentra en pueblos tribales con la amenaza más urgente del contacto con el mundo exterior. Los programas educativos se apuntan a la gente en el mundo occidental, con el objetivo de "demoler el mito que la gente tribal es reliquias, destinadas para fallecer 'a través del progreso'". Survival International procura promover el respeto a su cultura y explicar la importancia contemporánea en la conservación de su estilo de vida.

Hoy, la Supervivencia tiene partidarios en 82 países. Sus materiales se publican en muchas lenguas diferentes en todo el mundo. Es una caridad certificada en el Reino Unido y el equivalente en Alemania, Francia, Italia, España y los Estados Unidos, y tiene la capacidad de recibir donaciones libres de impuestos en los Países Bajos.

La supervivencia rechaza fondos públicos, dependiendo exclusivamente del público para su apoyo, a fin de asegurar la libertad de la acción. Toda la gente enviada en el campo pertenece al personal de Survival International, y no hay patrocinar de voluntarios o invitados de ninguna clase. Los proyectos que se dirigen de ultramar, se llevan y manejados por la propia tribu.

Tribus

Hoy hay más de 150 millones de personas tribales por todo el mundo, incluso al menos 70 tribus no puestas en contacto, que viven en 60 países. Survival International apoya estas tribus en peligro a un nivel global, con campañas establecidas en América, África y Asia. La mayor parte de ellos han sido perseguidos, afrontando el genocidio por enfermedades, traslado de sus casas registrando y extrayendo, y desahucio por pobladores.

Survival International considera que sus derechos a la finca, aunque reconocido en el derecho internacional, no son con eficacia respetados, con tribus siendo sujetas a invadir por actividades como petróleo, extraer o registro de compañías, rancheros de ganado, esquemas 'de desarrollo' privados o del gobierno como construcción de carreteras y presas, o para reservas naturales y parques animosos. Survival International también destaca en su misión de la educación que más allá de intereses económicos que han llevado a invasiones exploitive de sus tierras, sale un problema mintiendo de ignorancia y racismo que ve pueblos tribales como "atrasados" y "primitivos". La supervivencia cree que a largo plazo, la opinión pública es la fuerza más eficaz para el cambio.

El impacto del mundo exterior en la existencia de esta gente y la supervivencia de su cultura se describe como muy dramático. En Siberia, sólo el 10% de los pueblos tribales vive una vida nómada o seminómada, comparado con el 70% sólo hace 30 años. En Brasil – donde Survival International cree la mayoría de las tribus no puestas en contacto del mundo, probablemente más de 50, vivos – hay aproximadamente 400 altavoces para 110 lenguas. Para autores como Daniel Everett, este fenómeno representa un asalto fundamental de la existencia de la gente, ya que la lengua expresa el modo que un grupo de la gente experimenta la realidad de un modo único, y es una parte de nuestra herencia común. Ranka Bjeljac-Babic, conferenciante y especialista en la psicología de lengua, describe una relación intrínseca y causal entre la amenaza de la diversidad biológica y diversidad cultural. Este asalto de aduana de los pueblos indígenas y tradiciones se describe como la parte de un asalto más grande de la vida, con sus raíces históricas en la colonización. Toques de luz de Survival International en su informe, el Progreso puede Matar, que la invasión de las Américas y Australia por europeos eliminó al 90% de la población indígena entera en estos continentes. La amenaza de genocidio sigue hasta este día.

El más fundamentalmente, la Supervivencia cree que es el respeto al derecho de guardar su tierra que puede permitir que ellos sobrevivan. Las cuestiones de derechos humanos y libertad dependen de la tierra de la cual pueden conseguir su subsistencia y desarrollarse según su propia cultura. La interferencia con esta necesidad elemental pone en peligro su capacidad de vivir sosteniblemente.

Campañas

Campañas de Survival International para las tribus no puestas en contacto en el territorio de Perú, muchos pueblos indígenas no identificados en Brasil, Rusia, Papua de Oeste y aproximadamente 30 tribus en varios países en Sudamérica, África y Asia. Seleccionan sus casos basados en un criterio que la organización ha establecido, que depende de una amplia gama de factores, como la fiabilidad y la continuidad de la información, la gravedad de la situación de la cual la tribu antes mencionada afronta, el grado al cual creen su trabajo puede hacer una verdadera diferencia, el grado al cual las mejoras de este área tendrían un golpe al efecto para otros, si alguna otra organización trabaja ya en el caso, y si están seguros de lo que la propia gente quiere.

Una amenaza común para las tribus para cuales campañas de Supervivencia es la invasión de sus tierras para la exploración de recursos. Esto invariablemente lleva al traslado forzado, la pérdida de sostenibilidad y cambios forzados de su modo de vivir. Por lo general, esto es acompañado por enfermedades del contacto con los forasteros para los cuales tienen un sistema inmunológico improvisado – esta amenaza sola puede aniquilar tribus enteras. El registro y/o los rancheros de ganado han afectado a la mayor parte de estas tribus, de Sudamérica, África a Australasia. Los Arhuaco, en Colombia, tienen plantaciones de la medicina, asociadas con el fuego cruzado de guerrillas entre cártel e intereses del gobierno. Los Ogiek, en Kenia, tienen plantaciones del té, y Amungme en Indonesia, los Bosquimanos en Botswana, Dongria Kondh en India, y Palawan en las Filipinas tienen campos mineros.

La supervivencia internacional también ha indicado en sus campañas contra el asalto de su modo de vivir el efecto del trabajo de misioneros. El Arhuaco, Ayoreo, los Aborígenes, Innu y varias tribus en Papua de Oeste han sufrido todos ataques directos contra su cultura de lo que, en la perspectiva de la Supervivencia, puede constituir la intención buena, pero sin embargo es destructivo a sus vidas. Los niños de Khanty y Wanniyala-Aetto se han secuestrado para ser levantados por religiones extranjeras y cultura. En la carrera larga, estas prácticas tienen éxito en asimilar y destruir un grupo de la gente.

Además del sufrimiento del genocidio causó a través de enfermedad y hambre (que es el resultado de perder su medio ambiente natural y tener el suelo fértil robado de ellos), algunas tribus han sufrido campañas del asesinato directo. La mayor parte de tribus en Sudamérica, como Awá, Akuntsu, Guaraní y Yanomami, han sido asesinadas en la vista por trabajadores multinacionales, rancheros y pistoleros de alquiler, mientras las tribus en África y Asia han sufrido ondas del asesinato en las manos del gobierno. Survival International ha señalado a la tribu Akuntsu, del cual sólo cinco miembros todavía permanecen, como un ejemplo de lo que esta amenaza representa: el genocidio eventual de una gente entera.

Survival International ha llamado la atención a la subida del suicidio en pueblos tribales como Innu, Aborígenes australianos y el Guaraní, como una consecuencia de la interferencia exterior con culturas de las tribus y persecución directa. Sufriendo del trauma del traslado forzado, muchas personas tribales se encuentran en la desesperación que vive en un ambiente al cual no están acostumbrados, donde no hay nada útil para hacer, y donde son tratados con el desdén racista por sus nuevos vecinos. Otras consecuencias sociales de este desplazamiento se han indicado a alcoholismo y violencia, con campañas relatando los casos de Innu, Mursi, Bodi, Konso y Wanniyala-Aetto. Los pueblos tribales también son más vulnerables a la explotación sexual. Entre las tribus con quien Survival International ha hecho una campaña, hubo violaciones relatadas de muchachas y mujeres por trabajadores de invadir compañías en las tribus indígenas de Penan, tribus de Papuan de Oeste, Jummas y Jarawa.

El papel del gobierno en estos territorios varía. La mayor parte de tribus brasileñas se protegen según la ley, mientras en realidad hubo resistencia en políticas y fuerte apoyo de empresas que realizan estas amenazas en su existencia. En África, las tribus de los Bosquimanos y otras tribus se han perseguido con redoble y tortura para forzar el traslado, así como el asesinato en Nuba, y en la Bangladesh, Asia, con Jummas. A veces los gobiernos ofrecen compensaciones que cree la Supervivencia para ser alternativas no deseadas para las tribus, retratadas como "el desarrollo".

Medios

Survival International ha recibido un poco de atención en los medios durante los años con las campañas y trabajo de partidarios del voluntario. Algunos endosos de la celebridad incluyen a Richard Gere, que ha hablado para Jumma de Bangladesh, Julie Christie, que dio a una Radio 4 petición de parte de Khanty de Siberia, Judi Dench, que advirtió de los acontecimientos que rodean Arhuaco de Colombia y Colin Firth, que habló claro contra el desahucio de la tribu de Bosquimanos.

Sin embargo, los medios no siempre ha venido a la mano con el orden del día de la organización. En 1995, Survival International vio su anuncio prohibido por la Comisión de la Televisión privada, citando la Ley 1990 Radiofónica, que declara que las organizaciones no pueden anunciar su trabajo si es totalmente o principalmente de una naturaleza política. El anuncio de Supervivencia presentó a Richard Gere y se transmitió en el canal de cable de la música La Caja y el vástago de satélite MTV VH-1. Gere impulsó a espectadores a ayudar a parar la matanza y la explotación de la gente tribal. Otra controversia se siguió después de la publicación de un artículo que ponen el reportaje de la Supervivencia en duda de una tribu no puesta en contacto en Perú, donde le presentaron un cuadro a miembros de la tribu que encienden flechas en un avión. Después de que una confrontación acalorada que arrastró durante un par de meses, con amenazas de tomar la Supervivencia al tribunal para el libelo, el periódico, El Observador, durante el agosto de 2008, terminó por admitir que tenía la historia incorrecta. En una aclaración, el periódico declaró: "Mientras El Observador no puede ser responsable del contenido de otros medios realmente tiene un deber según el Código de los Redactores para no publicar 'la información inexacta, engañosa o deformada'. Falló en ese deber aquí."

Cuanta atención deberíamos dar a la perspectiva de la Supervivencia en los medios también es una cuestión. El Gobierno de Botswana, con quien la Supervivencia ha tenido una batalla larga la realidad de la tribu de Bosquimanos, se ha quejado que su lado de la historia no es casi como cubierto por los medios dominantes como su opositor. En el origen de esta respuesta es un artículo que alega que el gobierno de Botswana "ha instruido a todos los jefes departamentales en los medios de comunicación estatales de asegurar que cualquier informar negativo sobre los traslados polémicos de Central Kalahari Game Reserve (CKGR) se debiera contrastar fuertemente con declaraciones del gobierno nuevamente buscadas."

¡

En 2005 la Supervivencia lanzó una campaña en derechos tribales y desarrollo, con el libro Allí Va! (Oren Ginzburg). En la advertencia del libro, Stephen Corry escribió: "El 'desarrollo' de pueblos tribales contra sus deseos – realmente para dejar a otros conseguir su tierra y recursos – se arraiga en el colonialismo del 19no siglo ('Sabemos mejor') disfrazado en el 20mo siglo '' eufemismo correcto político. Los pueblos tribales no son atrasados: son sociedades independientes y vibrantes que, como todos nosotros siempre, se adaptan constantemente a un mundo que cambia. La diferencia principal entre pueblos tribales y nosotros es que tomamos su tierra y recursos, y creemos el deshonesto, hasta racista, afirmamos que es para su propio bien. Es la conquista, no el desarrollo. Si realmente quiere entender lo que continúa, lea este libro."

Survival International anima a partidarios a extender la conciencia de la emisión de acciones indígena a través de varios medios. En el Paseo del guía su conversación, la organización da puntas en una variedad de acciones, de escribir cartas a gobiernos, a la extensión de la palabra a través de patrocinios, prospectos, demostraciones, espectáculos de la película y recogimiento del dinero de una variedad de acontecimientos, así como muchos otros consejos.

Véase también

Enlaces externos



Buscar